Existe una fábula llamada “Sopa de Piedra” que cuenta la historia de unos viajeros que llegaron a una aldea. Los viajeros estaban muy ambrientos pero no tenian nada que comer. Entonces, llenaron con agua una olla que llebaban con ellos, le pusieron piedras y prendieron fuego con leña para cocinar una “Sopa de Piedra“. Después los aldeanos, uno por uno, se acercaron para preguntar que estaban cocinando. Los viajeros respondieron que una receta muy buena, pero que les hacian falta más ingredientes para mejorar el sabor. Los aldeanos decidieron cooperar con algún ingrediente con la condición de probar la famosa receta al final. Es así como al final de la fábula, todos los aldeanos habían cooperado con algún ingrediente para tener una gran cena.

Esta fábula pareciera que toma lugar en el pueblo chinanteco de San Felipe Usila, un lugar remoto en el corazón de la Chinantla en la Sierra Norte de Oaxaca. En Usila existe un platillo muy parecido al de la fábula, donde miembros de las comunidades o familias cooperan para preparar un delicioso Caldo de Piedra.

Foto: Bénédicte Desrus publicado en Saveur.

El Caldo de Piedra surgió hace cientos de años a la orilla de los ríos de las comunidades chinantecas. Los hombres eran los encargados de juntar todos los ingredientes y de preparar el Caldo de Piedra. Un grupo se encargaba de pescar mojarras y camarones, otro de buscar las hierbas, otro de hacer una fogata y los ancianos de escoger las mejores piedras del río. La comunidad entera se juntaba a la orilla de los ríos para deleitarse de un delicioso Caldo de Piedra.

Los antiguos chinantecos perforaron las grandes rocas a la orilla de los ríos para usarlas como ollas. Se dice que usaban diamantes para lograrlo. Ahí depositaban todos los ingredientes. Las piedras eran dejadas en la fogata por un par de horas y una vez que alcanzaban la temperatura deseada (rojo vivo), eran hechadas a la olla de piedra. Así, en tan sólo unos minutos se cocinaban todos los ingredientes y se tenía un delicioso Caldo de Piedra. Esta forma de cocinar aún se practica, aunque muchos Usileños han adoptado otras formas.

Otra forma usada para cocinar el Caldo de Piedra era hacer un hoyo en la arena a la orilla del río. Se ponian hojas de pozol (parecida a la hoja de platano) para sellar el hoyo. El procedimiento de cocción seguía siendo el mismo, aunque claro el sabor cambiaba un poco.

En la actualidad, los ingredientes son depositados en jícaras. El proceso de cocción sigue siendo el mismo, las piedras al rojo vivo son introducidas a la jícara para cocinar todos los ingredientes.

En todos los casos, la preparación del Caldo de Piedra se realiza a la orilla del río. Las piedras sólo puedes ser usadas una vez porque el choque térmico que sufren al contacto con las ingredientes frescos las revientan.

Las piedras sólo pueden ser usadas una vez porque se rompen.

El Caldo de Piedra tiene una gran tradición. Esta tradición ha ido evolucionando y hoy en día, mujeres también pueden participar en la preparación del Caldo de Piedra. Cada familia tiene su propia receta y se sigue celebrando en familia o con la comunidad a la orilla de los ríos en Usila.

Dónde Comer el Caldo de Piedra

Una opción para comer el Caldo de Piedra es visitando San Felipe Usila en la Cuenca del Papaloapan. Usila se encuentra en un Valle rodeado de montañas, naturaleza y ríos. El camino para llegar no es fácil y lo mejor sería empezar tu viaje desde la ciudad de Tuxtepec. Tuxtepec es la segunda ciudad más grande de Oaxaca y ahí encontrarás muchas cosas que hacer antes de emprender tu viaje a Usila. El viaje desde Tuxtepec a Usila son de alrededor de 3 horas.

Si estás en la ciudad de Oaxaca, también podrás disfrutar de este famoso Caldo de Piedra. El Restaurante Pre-Hispánico Caldo de Piedra se encuentra en el Km 11.9 de la carretera federal 190 con dirección a Santa María del Tule. Este restaurante lo administran y atienden chinantecos originarios de San Felipe Usila. Para darle un toque de autentisidad, el pescado, camarón y las piedras son traidas directamente desde San Felipe Usila.


Si te gusta este contenido, suscríbete a nuestra página para recibir por email los nuevos contenidos que publiquemos.




Deja un comentario