Para los Aztecas (y más tarde por los españoles), la región de la Chinantla era valiosa por sus productos. 

La Chinantla tenía que pagar a los Aztecas con oro y otros productos de la región. Se cree también que la vainilla que crece de manera natural en la selva de la Chinantla era muy aclamada por el impero Azteca. Es por ello que Moctezuma I fundó en 1455 Tochtepec y construyó un centro ceremonial que los habitantes llamaron “El Castillo de Moctezuma” o “Palacio de Moctezuma” para supervisar la paga de tributos.

Después de la llegada de los españoles vino la caída del impero Azteca y con ello el Castillo de Moctezuma fue abandonado y olvidado por siglos. Fue saqueado y dinamitada en múltiples ocasiones para robar los tesoros que adentro se encontraban.

Prototipo de cómo lucía la pirámide del Castillo de Moctezuma. Foto @ORPnoticias

Las ruinas fueron descubiertas en 1916, aunque solo recientemente ha recibido más atención por parte de los vecinos.

Algunas piezas arquelógicas que han sido recuperadas se encuentran en manos de habitants de esta colonia. El Comité Guardianes del Centro Arqueológico El Castillo se formó para cuidar y dar a conocer este sitio arqueológico. Este comité también organiza activades tales como la ceremonia del equinoccio de primavera sobre las ruinas del Castillo.

Del gran centro ceremonial sólo quedan vestigios y se puede visitar en la colonia que lleva el mismo nombre: “El Castillo”. Se cree que gran parte de la pirámide está enterrada.